Consejos para reducir las facturas eléctricas de tu salvaescaleras

¿Estás pensando en poner un salva escaleras en casa pero te preocupa que pueda subir tus facturas de la luz? ¡No te preocupes! Probablemente, si estás pensando en instalar un salvaescaleras en tu vivienda es porque lo necesitas. Es normal, en estos casos, preocuparse por los precios de la luz; sin embargo, si es algo que necesitas valdrá la pena. En cualquier caso, lo cierto es que si no quieres llevarte sorpresas en la factura de la luz, vas a necesitar revisar tus tarifas eléctricas.

Las tarifas eléctricas

En el caso de que estés pagando un precio alto por la luz, es el momento de que hagas un cambio de tarifa y comercializadora de luz. Pero, ¿cuáles de las comercializadoras de luz elegir? Se trata de una decisión que no es baladí puesto que aunque el cambio es gratuito una nueva tarifa puede tener un compromiso de permanencia, por lo que por supuesto es recomendable leerse los términos y condiciones de la tarifa antes de contratarla.

Para poder contratar la luz solo tendrás que ponerte en contacto con la comercializadora que hayas escogido. Contratar la luz tanto en el mercado regulado como en el libre es posible en el año 2020, la más recomendada para ti dependerá del tipo de consumo que vayas a hacer; efectivamente, los precios de la tarifa regulada varían durante las horas del día mientras que al contratar la luz en el mercado libre los precios se mantienen fijos y no hay sorpresas en la factura.

¿Cuáles son las tarifas que más te convienen?

Si quieres instalar un salvaescaleras, lo mejor para ti indudablemente va a ser una tarifa a precios estables. Esta modalidad de contratación tiene un precio único por los kWh consumidos a lo largo de todo el año y siempre el mismo a lo largo de todo el día (al contrario de una tarifa con discriminación horaria, que tiene dos o tres precios distintos). De esta forma no tendrás que preocuparte sobre cuando utilizas tu salvaescaleras, porque no te llevarás sorpresas en las facturas. En cualquier caso, incluso con la tarifa más barata, si estás gastando de más el coste de la electricidad será alto.

Por eso es tan importante que hagas un cambio de hábitos para evitar el consumo fantasma. Y es que, en muchas ocasiones, el precio que se paga por la electricidad es alto por la cantidad de electrodomésticos que dejamos mal apagados o en ‘stand by’, que aunque parezca que no están funcionando consumen casi la misma energía que si estuvieran en funcionamiento.  Pero, ¿cómo evitarlo de una manera sencilla?

Indudablemente lo suyo sería apagar cada aparato nada más finalizar su utilización pero esto muchas veces no es posible porque tenemos muchos electrodomésticos en casa. Sin embargo, hay algo que sí podemos hacer para facilitarnos la vida y es una regleta con interruptor. Y es que si apagas el interruptor de la regleta apagarás igualmente todos los electrodomésticos que estén a ella enchufados. De un solo golpe.

 

¿Necesitas más ideas para ahorrar energía? Aquí encontrarás unas cuantas ideas más.